Coleccionista

Desde que tengo recuerdo siempre me ha gustado coleccionar cosas, insectos, sobre todo las diferentes clases de escorpiones, alacranes, escarabajos y mariposas. Ya más grande coleccionaba juguetes, sobre todo soldados grandes y con poses poco comunes, luego pase a los carritos chiquitos y los barcos, si eran de vela mejor, ahora los hago yo mismo.

.

Ahora ya mas grandecito sigo coleccionando. Tengo una gran variedad de recuerdos que están tan latentes en mi mente como el día los vi, los sentí, o lo aprendí. Un día me di cuenta que mi memoria me permitía recordar gestos y sensaciones con una facilidad increíble, así que comencé a coleccionar recuerdos, emociones, pasiones, palabras, ideas, verdades, mentiras, decepciones, logros y fracasos.
.

Hoy tengo una colección con miles de miradas almacenadas, miradas de amor, de envidia, de desprecio, de orgullo, miradas de maldad, de dolor, angustia, alegría, paz, inocencia, picardía, lujuria, miedo, respeto, y admiración. Tengo miles de sensaciones guardadas, a veces me siento a pensar en ellas y a revivirlas en los recuerdos, admiro mi colección, la reorganizo y desempolvo, pongo las emociones fuertes delante, las mas sublimes detrás, desempolvo las de lujuria y las apareo con las del amor, limpio el estante de los temores y pongo con mucho cuidado en su lugar las esperanzas.
.

Tengo una gran colección de besos, de caricias, de gemidos, de llanto, y de sonrisas. Tengo en mis baúles las miradas de satisfacción y las caricias sinceras de una mujer enamorada, tan enamorada que el amor se le sale por la punta de los dedos y se siente como electricidad por todo el cuerpo. Tengo también sonrisas en mi regazo, suspiros,  ternura y confort, hay algunas miradas de tristeza y tengo en una cajita especial las despedidas, y en otra un poco más grande los reencuentros.
.

Están en mi colección las palabras hirientes,  las excusas sinceras,  las de mentira las tengo un una cajita en el fondo  donde sean fácil de olvidar y difícil de volver a encontrar. Tengo también los abrazos amorosos y los apretones de manos de los amigos, las aventuras de la infancia y las travesuras de la niñez.
.

Colecciono el amor que me das, y los besos que regalas, colecciono cada sonrisa y guardo muy cerca del corazón las sensaciones que siento a tu lado,  cada respiración tuya abrazada a mi pecho la dejo en el lugar más apreciado, cerca  de mi corazón, donde nadie había podido antes  llegar, pero que una vez entraste se me hizo más fácil aprender a amar. He coleccionado de ti cada mirada, cada día a tu lado, he dejado de mirar el lugar donde tengo guardado los sentimientos de  odio, frustración o de dolor,   veo en tus ojos el amor y guardo tu mirada cada vez que te miro,  cada día descubro algo nuevo, así que despacito lo guardo con cuidado entre mis cosas de más valor.
.

Tengo, tus besos, tengo coleccionado cada gemido de placer y cada gesto de cariño tuyo, para hacer más  espacio he ido sacando recuerdos tristes y las  miradas de engaño junto con  las traiciones las he ido tirando a la basura. Así habrá mas espacio para cosas buenas en el futuro. Puedo interpretar a las personas con facilidad porque guardo una rica selección de sentimientos y señales que hablan más que las palabras.  Pero a medida que pasa el tiempo voy cambiado el contenido de mi colección y ahora tengo el color de tus manos y los besos de tus labios son el artículo mas preciado de mi cuenta. He coleccionado cada centímetro de belleza en tu cuerpo y abrazo con ternura el amor que estoy depositando en mis recuerdos ahora mismo, haciéndolo parte de mi ser.
.

Pero sobre todo abrazar ese milagro que me diste es mi recuerdo más preciado, por lo tanto es el  que más guardo y protejo porque es sin lugar a dudas mi más valioso tesoro.

En el país de los recuerdos felices

Había una vez,  no hace de eso mucho tiempo que en un lugar no muy lejos de aquí existía un niño que siendo muy pequeño tuvo que ver  que el mundo era un lugar incierto cuando aún era muy inocente, y aun su corazón no conocía el miedo, y su alma no sabía que era el dolor, y la maldad.

.

Apenas era un niñito pero ya sus ojos sabían de qué color era el sufrimiento y el abandono, una mañana se sentó solito y miro su alrededor y comprobó que estaba solo,  vio el mundo muy grande, y el mismo se sintió pequeño, se dio cuenta entonces que si quería sobrevivir tendría que desaparecer, debía ocultarse en lo más profundo, en el silencio. Muy lejos olvidado en el país de los recuerdos felices.
Así se que sin pensarlo dos veces se fue, un día en el que no se despidió de nadie simplemente dio la espalda  y con su partida dejo un vacio que sería luego llenado por el adulto.
.

Habiendo este llegado sin que le instruyeran en su nuevo papel en el mundo se volvió un adulto triste, casi siempre preocupado, como no puedo tener amigos y no habiendo compartido con el niño no aprendió a tenerlos y conservarlos, se volvió solitario. No le gustaba divertirse, pensaba que la vida era tan compleja que no era necesario desperdiciar el tiempo en cosas simples y divertidas, así que con el tiempo olvido que se siente ser feliz.

.

Sin embargo hay veces que ese niño vuelve y se sienta a conversar con el adulto, le dice que sonría como antes cuando se divertía haciendo sus propios juguetes en el patio de su casa, le recuerda la ternura de un beso y el color de una sonrisa, le dice lo bello que es amar sin temor, abraza al adulto y por un instante ambos se complementan en una sola persona capaz de distinguir algunas cosas que el adulto solo no aprendió a entender, cosas sencillas pero hermosas, al niño se le olvido enseñarle al adulto como se besa si miedo, como mirar una persona y ver lo lindo de esta sin temor a ser herido o engañado, olvido el niño en su prisa por desaparecer y protegerse del dolor mostrarle al adulto como tener confianza en las personas, y como se cultiva la esperanza. Fueron muchas cosas la que murieron  al desaparecer el niño, fueron muchas cosas las que destruyo en su llegada abrupta el adulto.
.

Sin embargo de vez en cuando se pueda ver al niño  jugar y reír por ahí, a veces se sienta a jugar con sus carritos que conserva como tesoros, se ha visto el niño cantando y dibujando con sus amiguitos, reír sin temor y besar con alegría, a veces vuelve el niño y se sienta a jugar en el suelo con sus barquitos de papel y de madera, abraza sus amiguitos y les dice al oído suavemente;  no se preocupen, yo los protegeré siempre.  A veces canta el niño cuando calla el adulto, a veces vuelve el adulto y extrañamos al niño.
.

Casi siempre el niño le dice al adulto que no tenga miedo, que algún día podrá ser feliz y dejar de soñar y esperar, que podrá abrazar sin pensar en el miedo y besar con los ojos cerrados y el corazón completamente abierto.
.

Así que un día el adulto escucho al niño y comenzó  a amar sin pensar en el miedo, sin temor al sufrimiento.  El niño le dijo al adulto dile que la amas, ten valor, madura y di lo que sientes. El adulto miro al niño fijamente y esta vez  le hizo caso, pero volvió el adulto a sentir la decepción al escuchar su corazón quebrarse una vez más, entonces se paro frente al niño exigiendo una respuesta, el niño solo dejo caer su mirada al suelo y volvió a dar la espalda,  el adulto lo miro partir y sus ojos se llenaron de lagrimas cuando se dio cuenta que por primera vez el niño había dejado de soñar, cuando vio que una y otra vez habían herido sus sentimientos y que esta vez era la primera en que el niño no tenia consuelo ni respuesta sus preguntas, así que observo mientras caminaba cabizbajo al niño y se despidió de él esta vez con lagrimas en los ojos por pensar que esa sería la última vez que  volverá del país de los recuerdos felices.
.

Esta vez todos lloramos a ver que volvió a desaparecer entre la niebla del dolor el niño y nos volvimos a quedar solos con el adulto, esperemos que el niño vuelva, que sigua soñando y contándoles maravillosas aventuras  y que no deje de recordándole al adulto que solo se  puede ser feliz cuando se es verdaderamente como un niño.

.

Adiós la doña !

Me imagino la carita de los niños si la vieran llegar a la puerta como llegaba todas las noches, la abrazarían, la besarían, le contarían que alguien les pego, les cantarías las canciones nuevas que se aprendieron. Ellas los abrazaría a todos y riendo les diría que los ama, se lo diría riendo a carcajadas y a todos al mismo tiempo.

 

Unos perdieron su apoyo, otros quien le daba de comer y quien se preocupaba por ellos, otros perdieron una amiga, alguien con quien hablar sentados en la cocina, hablar de cosas lindas y buenas, sin chismes ni maldad, algunos nunca sabrán que se sentía abrazarla y mirarla reír, darle cuerda y después relajarla hasta que entienda porque todos reían menos ella cuando le hacia una broma.

 

Me gustaría verla llegar riendo o caminar con ella mientras hablábamos de la vida y de religión. Me gustaría imaginar que va a llegar una noche como si nada de esto ha pasado y todo volverá a ser como era antes.

 

Tengo ganas de llorar por mi amiga, la que me escuchaba repetir las cosas una y otra vez, la que me aconsejaba y me pedía que cambie, la que se alegraba de mis existos, la que lloraba mi soledad. Mi corazón está lleno de lagrimas que quieren salir y no las dejo, pero en cada una de esas lagrimas esta el sonido de su voz, está su mirada triste y su sonrisa tímida, esta su risa alegre y sus consejos, en cada día que pasa extraño mas su amor, su entrega. Me quede con ganas de verla mal criar un hijo mío, verla pelear porque no tiene tiempo para cuidarlo y después pelear para que se lo vuelva a llevar.

 

Aunque sé que murió mi mente se niega a aceptar que se fue, que no volveré a verla jamás, solo me queda recordar su amistad. Lamento que no todos supimos disfrutar de su compañía, sentarse a conversar con ella, echar chistes y reír sin pensar en los problemas. Unos perdieron una madre, pero todos perdimos una amiga.

 

Me gustaría ver las caritas de los niños si la volvieran a ver como quien llega de un largo viaje. Me gustaría imaginar que volverá, pero sé que no va a pasar y entonces vuelve mi corazón a desplomarse, vuelvo a querer quedarme solo y a llorar a quien me cuido y me dio todo el amor que se le puede dar a una persona, quiero volver a estar a solas con ella en mis pensamientos recordando a esa amiga que se fue sin que le pudiera decirle adiós, recordando su sonrisa y lamentando que murió y me volví a quedar sin madre.

El tiempo debió tener un botón para poder detenerlo

El tiempo debió tener un botón para poder detenerlo a veces, debimos venir equipados para ir a esos recuerdos especiales y quedarnos ahí un buen rato, vivirlos, disfrutarlos, sonreír y volver al presente con la sensación de que en esta existencia hay momentos  que hacen que vivir valga la pena.

.
Cuando decíamos; mami, hoy no quiero ir a la escuela o cuando nos enfermábamos y nos cargaban todo el día, debieron ser eternos esos días en las playas con nuestros amigos no solo por la playa, sino por los amigos, palabra que cuando creces pierde sentido. Jugar sin temor a ahogarse en el mar ni a perder el norte en un desierto, ni preocuparse por no quemarse como un carbón al sol, vivir sin la preocupación del dinero ni del trabajo,  soñar con ir muy lejos y mirar con los ojos muy abiertos el futuro,  soñar por soñar, imaginar un mundo donde todo era posible sin saber que algunas cosas son simplemente imposibles.

.

Despertar cada mañana con la mente en blanco y sin más volver a empezar de nuevo sin pensar en rutinas u obligaciones.

.
Deberíamos poder escuchar nuestras canciones favoritas  una y otra vez, y que siempre sea como la primera vez. Enamorarse de una sonrisa, de una mirada, de un olor, de una imagen, no querer que llegue el fin de semana para no dejar de ver a esa niña que se sentaba a tu lado en la escuela.

.
Vivir otra vez esos momentos de angustias sentados frente a la oficina del director, asustado pero aun con la sonrisa marcada después de una travesura.  Vivir eso que sentimos cuando aprendíamos algo nuevo.

.
Me gustaría tener un botón para detener el tiempo y poder observar durante horas a mi madre riendo, a mi padre enseñándome a hacer y volar una chichigua.  Detener el tiempo en el momento preciso en que ese primer amor nos dio un beso y nos dijo que sí.

.
Hoy me gustaría poder detener el tiempo y volver a sentarme junto a mis amigos de infancia en la playa donde veíamos caer la  noche viendo el sol acostarse y esperando a nuestros padres que nos recojan después de un largo día de escuela y basquetbol que siempre terminaba en la misma playa, soñando y con la mirada fija en el horizonte, mirando inocentemente al futuro sin saber que un día ese seria unos de los recuerdos más hermosos de toda una vida.

.

El gran artista.

Hace setenta y ocho años vino a este mundo un niño.  Nació en un hogar muy pobre pero estaría destinado a la grandeza. Sus padres lo abrazaron, le dieron amor, lo besaron cuando jugaban con él  y le protegieron cuando tenía miedo,  su madre lo seco cuando se mojaba bajo la lluvia y sus hermanos lo cuidaron como se cuida un tesoro.  En su adolescencia seria un ejemplo a imitar por su sentido de la justicia e igualdad, incluso algunas de sus más descabelladas acciones pasarían a la historia.

.

Cuando hombre seria un artista cabal, en el canto, con sus manos, con su pluma, con el pincel y hasta con el pensamiento sería capaz de crear de las nada majestuosas obras de arte, incluso con su propia sangre. Sus hijas y nietas serian un altar a la belleza. Sus hijos y nietos en sus manos tienen la indeleble marca del artista.

Lo único que recuerdo de papá es que cuando se reía te miraba  a los ojos. Daba la impresión de estar orgulloso.

.

A veces lo miraba y me preguntaba si el sabia que en todo el mundo hay hijos de él, que ha contribuido con el universo en darle mujeres hermosas e hijos inteligentes y porque no decirle hermosos, hombre con la chispa de hacer vibrar a las mujeres y mujeres con miradas que hipnotizan a los hombres. Me preguntaba si en alguna ocasión mientras él escribía, cantaba o trabajaba le cruzaba el pensamiento de que uno de sus tantos hijos se iba a ir a dormir con hambre esa noche o si alguna de sus muchas hijas necesitaba un abrazo, un consejo o un beso. Muchas veces me pregunte si él estaba consciente de que en algún momento sus hijos lloraban por algún maltrato y el no estaba para protegerlos.

.

Ayer, cuando lo vi acostado en su descanso eterno y vi a sus llorando me di cuenta que ninguno le guardo rencor por no estar a su lado. Creo que supo ser un artista, supo ser un gran hombre, de esto son testigos sus amigos, creo que supo ser un gran poeta y creo que supo ser un gran músico, lo que quizás no supo ser fue un gran padre. Quizás en el final de su vida lo intento y viendo a mis tías más pequeñas veo que hizo un buen trabajo.
.

Como legado suyo me queda la lección aprendida, ser padre no es solo contribuir con tu ADN, ser padre requiere hacer todos los sacrificios necesarios para que tus hijos estén sobre todo protegidos. Todo lo demás incluso tus propios deseos son irrelevantes. Ser padre es cuidar de tus hijos así como una vez los tuyos cuidaron de ti cuando eras niño, negar a tus hijos el amor y el cuidado es la muestra más grande de egoísmo que un hombre pueda manifestar jamás. Algunos padres alegan que no maltratan a sus hijos físicamente asumiendo que esa es la única forma de maltrato,  pero  para maltratar a un niño con no darle amor es suficiente maltrato.
.

Aun no tengo hijos, pero me hecho la promesa desde niño a mi mismo que no voy a ser como mi padre, quizás mis errores sean peores, pero estoy intentando que sean distintos, ahora me hago la mismo meta, tampoco voy a ser como mi abuelo, respeto su memoria, y siempre guardare en mis recuerdos su imagen. Pero me negare a repetir su historia.
.

Es la tarea de los hijos,  sobrinos y nietos que dejo en todo el mundo conocerse unos a otros, ya que el no busco la forma de que todos sus hijos un día estén sentados en la misma mesa aunque sea por un día.  Ojala y el sueño de que todos los que llevan su sangre y su apellido estén juntos un día se vuelva realidad, y que estos  den al mundo el arte que él les dio a ellos, que llevemos honor a los hombres y amor a nuestras familias, esta será la forma más hermosa de honrar su memoria.
.

No quiero que mis palabras manchen su memoria, solo quiero que todos aprendamos de sus errores.

.

Es innegable que mi papá fue un gran artista, pero si dar amor es también un arte muchos de sus hijos e hijas no pudieron ver su obra maestra.

Sabes mami, ayer te vi.

Sabes, a veces te veo, te veo cuando veo una madre triste, preocupada, te veo cuando a pesar de la tristeza miro sus ojos y en ellos puedo ver el amor que aflora como rayos de luz en su mirada, te siento cuando cierro los míos y te recuerdo sentada frente al callejón esperando que llegara para que no entre solo a la casa de noche.

.
Te siento cuando recuerdo tu sonrisa. A veces me detengo solo a pensar en ti y a revivirte en mis recuerdos, y me vuelvo a preguntar porque te fuiste. Porque no tuve la oportunidad de poder amarte como debía, de protegerte como se protege una flor en medio de una jungla de espinas, abrasarte y recordar el calor de piel cuando era niño. A veces te vuelvo a ver cuando escucho una voz que llama a su hijo a comer o le acaricia la cara y limpia el sudor con sus dedos.  A veces te veo cuando me encuentro en la calle con una mujer de tez oscura, delgada y cabizbaja, te veo a ti esperando un te quiero mío y me vuelve a doler el alma, y siento que me quema todo por dentro.

.
Sin embargo siempre te recuerdo como una niña, tu voz ronca y tu diente de plata, el lunar de tu mejilla y el olor de aliento, siempre te recuerdo con una sonrisa, esa sonrisa y esa mirada fija en mis ojos.

.
Te vi ayer cuando vi una madre sentada junto  a su hijo recordé las muchas veces que estuvimos viajando juntos y como me sentía a  tu lado, protegido, seguro, recordé esa sensación que no sabría describir pero para darle palabras solo podría decir que a tu lado era el único instante donde me sentía un niño hermoso…

Contésteme señor doctor.

Pues bien señor sicoanalista, voy a decirle en que estoy pensado y que me intriga, pero antes voy a advertirle que queda usted obligado a explicarme con lujos y detalles lo que le voy a preguntar una vez termine de contratarla que me atormenta tanto y qué carajo me trae por aquí a las seis de la mañana de un miércoles.

.
Pues resulta que hace poco estaba soñando con peces, eran hermosos, de colores y pequeños, ese día desperté casi contento al ver tanta belleza, al día siguiente sueño que estoy atrapando peces pero estos son feos y de esos que se ven en cualquier charco de agua, son peces grises casi siempre alargados y sin más colores que esas manchas marrones que dan la impresión de que están sucios. Estos los atrapaba y se me escurrían entre las manos. Esa mañana pues me levante un poco tenso y preocupado.  Ese mismo día en el trabajo leo en internet un artículo sobre los cinco sueños más recurrentes y que significan. Y aquí vamos: soñar con peces, que te prosiguen, que estas o vuelves a la escuela, que se te caen los dientes, y que tu pareja te engaña.

.
Soñar con peces puede significar buena  o mala suerte, depende si están sucios o limpios, si son coloridos o monocromáticos, o simplemente feos.

.
Que se te caen los dientes, indica que tu subconsciente te esta diciendo que hablaste de mas en algún momento, o dijiste algo que no debías decir.

.
Que te persiguen, indica temor y que no estás encarando alguna situación importante, que estas huyendo de alguna responsabilidad o te falta carácter para enfrentar a ciertas cosas.

.
Que tu pareja te engaña, indica falta de autoestima, y que tu subconsciente está percibiendo alejamiento de tu pareja, ya sea porque quieres tu o porque quiere ella, pero el caso es que esta habiendo una separación emocional.

.
Y que vuelves a la escuela indica que estas preocupado por algo en el trabajo, dependiendo del carácter y el tipo de sueño puede significar muchas cosas, pero casi siempre relacionado con el trabajo.

.
Anoche sueño que  hay muchos peces que nadan el aire y los veo por doquier, estoy huyendo de algunas personas que me persiguen para hacerme daño, no sé por qué, pero el caso es corro como loco montado en un motor chiquitico de esos que usan los payasos, voy con una mujer ajena, que no sé quien es pero mía no es, y todo eso dentro del liceo donde hice el bachiller,  y si, lo adivino, se me caían los dientes.

.
Así que imagínese, hoy me desperté sudando como un caballo de carreras, encuero en pelota, con el corazón en una mano, el estomago en la otra y las rodillas chochando.  Entonces doctor lo que yo quiero es saber por el amor de Dios si es usted tan amable; ¿qué coño significa este sueño?