Mi primer recuerdo

Imagen

Capitulo uno

Oscuridad. Un pitido en los oídos, lo ojos apretados frente a un resplandor cegador. No se veía nada porque sus ojos estaban cerrados, se veía más bien un rojo intenso por la claridad del día.

Cuando los abre esta sentado en una pequeña barca en la orilla de una playa, es la misma a la que ha ido una y otra vez desde su infancia. Mira la arena blanca brillar como diamantes al sol, el agua cristalina que parece de vidrio liquido, un poco más y se ven las algas bailar en el fondo al compas de las ola. Los pececitos juegan y se esconden, sus colores resplandecen, parecen niños jugando y se le desprende una sonrisa. Aun mas allá y ya se ve el azul oscuro de la profundidad y su mirada se pierden en el horizonte.

La calma de la tarde sentado solo en la playa le permite entrar en lo mas recóndito de sus recuerdos y se ve jugando en el rio con sus hermanitos.  Vivian en un pequeño pueblo de pescadores en el interior, pero no estaba jugando con peces de agua salada, estaba jugando en un rio rodeado de pececitos bonitos que parecían también divertirse mientras ellos con sus manitas los tratan de atrapar. A lo lejos sus padres conversan en relajado reposo.  Mangles y flores por las orillas, mangos y guineos dan sombra al paraíso.

Después de mucho intentarlo se rinden en la orilla, su piecitos aun dentro del agua se acuestan cansados de tanto jugar, ya tienen frio, pero igual no importa. Su padre se levanta y camina, coge el recipiente con el que intentaban atrapar el pez y sin ningún esfuerzo aparente atrapa uno pequeño. Con una sola mano carga a los niños y mientras ellos canta, gritan y miran a su pececito su mama los viste como puede. Llega la tarde y es hora del volver al hogar, pero eso no quiere decir que la diversión tenga que acabarse. Subidos en el tanque de gasolina de la motocicleta de su padre van abriendo la boca para que se les llene de briza que sopla en la carretera costera al lado de una playa tan larga como alcanza la vista. Saludan las vacas, llaman los chivos, gritan a las gaviotas y levantan las manos a los campesinos cargados de útiles de pesca que cansados caminan a sus casas después de una larga faena en el horizonte.  Todo se ve lindo. Todo es perfecto, incluso el ruido del motor parece una invitación a gritar más y más alto.

Ya en la casa se desmontan y corren dentro de la casa buscando a su amiga la gata blanca. La que había parido cuatro gatitos y huyéndole a sus amiguitos siempre cambiaba de madriguera, un día estaba con sus hijos debajo del fogón que no se usa en la cocina, al otro detrás del estante de la sala. Ayer estaban escondidos en un montón de escombros en el patio, pero esa tarde estaban debajo de la cama de sus padres.

El saca a su pececito del embase en el que su papa se lo dio y se sorprende a ver el pez  dar saltos en su mano. Sorprendido se da cuenta que el pez quiere nadar en el aire. No se imagina que en verdad el pez se esté asfixiando. Por supuesto no sabía que los peces necesitan agua para respirar. Si se lo hubieran dicho no lo hubiera creído tampoco.  La gata blanca sale de debajo de la cama y se para frente a él como quien está esperando algo.   Ve que en su manita por fin se quedo tranquilo el pez y piensa que ya se canso de querer nadar en el aire sin darse cuenta que en sus manitas se había muerto el pececito de amor, si, porque por otra cosa no fue. Le muestra el pez a su gata blanca y esta como quien está a acostumbrada a hacerlo todos los días  con un solo lametón se come el pez y se queda esperando por mas.

El niño se queda parado sin saber que hacer o que decir. Su hermanito contempla la escena y esta tan sorprendido como él.  No está asustado, pero si confundido, le pregunta a su papa  ya acostados antes de dormir porque paso eso. Quedando en el aire por primera vez una pregunta que ni su padre supo responderle.  Se sentó en la cama ya todos acostados y lo  miro a la cara cuando le pregunto porque, porque no pueden ser amigos, un niño, una gata blanca y un hermoso pececito.

Anuncios

Un comentario en “Mi primer recuerdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s