Tres cosas sobre el mundo y la religión

 320px-Earth_flag_PD

Ustedes que me conocen y que se han sometido a la tortura de leer este blog sabrán que soy como un reloj, no por preciso, sino porque a veces simplemente me atraso y me es difícil volver a caminar de forma correcta,  pero más que nada porque me quedo  que ni para alante ni para atrás, y la mente me hace, tic, tac.  El tema de estos días es creer o no creer.  Vengo hoy con tres cosas y un mismo objetivo. 

Primero, anoche estaba leyendo Relato de un naufrago, es un marinero que se cae del destructor en el que viajaba y dura diez días a la deriva. Perdido en el mar, sin mas compañía que sus alucinaciones y una bandada de gaviotas. En los momentos más desesperantes el infeliz trata de comer incluso su zapato, y su correa sin éxito, pelea con tiburones por un pedazo de pescado,  descuartiza y trata de comer una gaviota que ingenuamente se acerco demasiado a un hombre que tenia cinco días sin alimento. Ya al borde de la desesperación necesito decidir entre vivir y morir y prefirió morir mas la muerte no le llego en medio de sol intenso que se comía su espalda a mordiscos.  Lo que más me impresiono del relato no es la historia en si, fue que en ningún momento se encomendó a Dios ni lo llega a mencionaren ningún momento, ni siquiera en el peor momento de su indescriptible travesía. En honor a la verdad cuando estaba haciendo un recuento de sus cosas en alta mar llego a contar una medalla de la virgen de no se que,  que le compro a un compañero por treinta y cinco pesos. Pero nada más. Ni la vuelve a mencionar aunque sea para parecer un poco católico. Ahora bien, no se si es asunto del marino que le relato la historia a Gabriel García Márquez o es asunto del mismo Gabo no tomar ni en lo mas mínimo  a Dios.

Es increíble ver algo desde ese punto de vista, ver una persona que aun en su lecho de muerte o en una catástrofe inesperada prefiera morir que mirar al cielo y buscar en El una respuesta o un poco de esperanza. 

Otra cosa, hace poco veía en un  metro blog unas opiniones sobre el diablo y su forma de manipular a los humanos, debo decir que me parece alarmante lo miope que son las personas que hablan al respecto, todo el mundo tiene una idea de lo que es Dios o de lo que es Satanás, pero la mayoría no  toma una biblia a leer, y no para recitar versículos como les gusta a algunos, sino para saber que es correcto y que es teológicamente  una barrabasada a la hora del hablar del tema.  La opinión de un ex estudiante de teología en un seminario en el extranjero planteaba una según el,  injusticia  divina, decía; imagínate que encuentras a Hitler en el cielo porque antes de morir acepto a Dios, y a Gandhi en el infierno por no creer en El.  ¿Seria una injusticia no?

Me sorprendía este planteamiento no porque tenga o no sentido, sino porque este se dice conocedor del tema, y a lo mejor si lo conoce, pero no ha vivido ni un solo segundo de una verdadera relación con Dios, no hablo de una relación con lo que dice la Biblia o deja de decir, no me refiero a conocer cada letra y cada mapa, me refiero a tener un encuentro con Dios y creer en El no por lo que leyó o le dijeron, sino, porque lo que siente y vive. No importa cuantas veces una persona lea la Biblia, no va a entender nada de la naturaleza de Dios si  El no se lo revela. Hay radica la diferencia entre conocer a Dios según las escrituras  y haber creído realmente en Dios por sus amor revelado. 

La repuesta a la injusticia que el amigo plantea es simplemente amor, el amor que Dios da y que se llega a sentir. No se trata de ver las cosas según nuestro parámetro de justicia, se trata de entender que la justicia de Dios no cabe en nuestras mentes, y es verdad que seria duro ver a Hitler con su barbita,  un arpa y dos alitas, pero es necesario entender que aunque yo no haya causado un holocausto también soy pecador, y si voy al cielo no es por mis obras o lo bello y buena gente que soy, sino por lo que ya hizo Jesús por mi. Que murió por mí, y lo que me debieron hacer a mí o a Hitler ya se lo hicieron a El primero. Pero esas cosas no se aprender en un monasterio o en una catedral, tampoco en un escuela dominical  evangélica un  domingo en la mañana, eso se cree cuando Dios hace posible que uno lo crea. 

Por ultimo me preguntare a mi mismo varias cosas. Después de que uno cree en Dios y decide vivir dignamente por El. ¿Es necesario ir a una iglesia, es de vital importancia estar entre otras personas que de hecho no están de acuerdo en nada?

Esto es algo que últimamente  me carcome el alma y me constriñe el espíritu. Y es que no lo creo. Pero es muy pronto para decir que no, por ahora estoy pensando al respecto. 

Tercer punto, Michael Jackson en muchas de sus canciones revela preguntas que le hacia a un ser espiritual que no se si lo termino de encontrar. “Sostenme como el río Jordan, y entonces yo te diré que eres mi amigo.  Levántame como si fueras mi hermano, háblame coma una madre. ¿Estarás allí? Si me canso dime que me sostendrás, y que cuando me pierda me encontraras. Pero ellos me dijeron que un hombre debe ser fiel, y caminar cuando no pueda, y luchar hasta el fin, pero yo soy humano.” Esta es la letra de la canción Will You Be There, me parece que es claro que Michael en algún momento miro al cielo y en publico elevo una plegaria a la vista de todos, no se si Dios le respondió, o que relación tuvo con El, o si la tuvo, pero algo si  creo, y es que reconoció y en muchas canciones se ve que Dios si existía. Dicen que el camino al infierno estará pavimentado de gente con buenas intenciones, y es que no son suficientes  para llegar a Dios, Michael tuvo muchas pero, para llegar a Dios, y no lo digo lo dice la Biblia  se necesita llegar a conocerlo a El, con saber que existe no es suficiente, tampoco con haber estudiado la biblia en un país extranjero o en escuelas dominicales evangélicas. 

Es triste ver que gente vive en la tierra o muere en el mar sin poner los ojos en El. Es más triste aun cuando gente cree y por culpa de las lumbreras apagadas su fe disminuye, también ver que algunos creen que saber de biblia les da autoridad para hablar asumiendo que tienen la verdad, sin tenerla También que otros no creen y tratar de explicarles seria arrojar perlas a los cerdos. 

Hablar de Dios es difícil. Entenderlo mas, pero aunque yo mismo debo reconocer  que tengo infinidades de preguntas, se que existe, y espero poder algún día tener una respuesta a las preguntas mas básicas de mi existencia, mientras tanto, observare los que mueren solos sin mirar al cielo y sentiré lastima por ellos,  tratare de ser mejor persona aunque a veces me sienta solo y en la oscuridad busque su mano y no la encuentre o no la vea, creeré que esta ahí, la verdad es que no se que hacer o que decir para complacer a los hombres que dicen conocerlo, esos que forman religiones y muchas veces en el laberinto que hacen para encontrarle se pierden ellos mismos. Solo  espero que con buscarlo dentro de mí, saber que existe, y esperar escuchar su voz algún día y obtener una respuesta  por lo menos sea suficiente.

7 comentarios en “Tres cosas sobre el mundo y la religión

  1. tic tac se daña el reloj ( Yo ), asique mi dueño me anima a ir al relojero ( espiritu santo ) voy a la relojeria (Iglesia) y conosco al relojero ( Cristo) el me repara pero como maquina que soy tengo un defecto nuevo cada semana que provoco yo mismo asi que tengo que ir siempre a la relojeria( Iglesia ) para encontrarme con el relojero (Cristo) ya que esa es su casa y alli compartir con otros relojes( pecadores en busca de el perdon, tal cual yo) con problemas como yo para que nos ayudemos mutuamente y seamos perfeccionados en el relojero ( Cristo Jesus) pero un dia el relojero vendra a buscar a aquellos relojes que busquen la reparacion en su casa y los reparara por siempre. teniendo en cuenta que todos hemos sido llamados a conocer al relojero pero no todos hemos ido a su casa para cenar con el.

  2. Hermano, definitivamente creo que escribiste muchas de mis inquietudes, y es a veces me siento como Tomas, el discipulo incredulo, con esa falta de fé que a veces me asusta pero que tambien me hace buscar a Dios con mas fuerza…ya lo dijo George Harrison: “En la vida todo puede esperar excepto la busqueda de Dios”…creo que tenia razon..

    Muchas bendiciones para ti!!..

    Kevin.

    PSD.
    Aun no he leido “La Isla Bajo el Mar” pero espero hacerlo pronto…no puedo esperar para tenerla en mis manos..tambien me alegra que te guste Gabriel Garcia Marquez…para mi uno, si no es que el mejor, de los escritores latinoamericanos y de toda la literatura..

  3. Victor, cómo estás? Tenía ya tiempo que no pasaba por aquí. Me gustó mucho este post, y estoy de acuerdo contigo en su gran parte.

    Hace algunos días reflexionaba sobre la inabilidad de las palabras. No sé si te has dado cuenta, pero por más acentos, comas, alegorías, metáforas que uno incorpore en un escrito, las palabras siempre fallarán al tono, la expresión y el sentimiento real detrás de ellas. Entonces comparé esto a la Biblia. Antes de tener una relación personal con Dios no comprendía la Biblia, y después que la tuve entonces sí. Así mismo sucede cuando decides o no leer un libro, o ver una película. Es necesario comprender el espíritu en el cual su autor lo escribió. Esto le falta a todos los ‘conocedores teológicos’. No hay manera de comprender a menos que se viva.

    Cuando le entregué mi vida a Jesucristo, estaba muy confundida. Pensé que la iglesia y sus normas tenía algo que ver con obedecerle, y aunque la función de la iglesia es sumamente importante en la vida de un cristiano, no es la prioridad número uno. La mayoría de las iglesias piensan que son la prioridad número uno. He escuchado de iglesias que tienen servicios todos los dias. Pero la diferecia entre el creyente y el religioso es que la vida del creyente es genuinamente transformada, mientras que el religioso tiene que fingir el cambio para quedar bien ante la iglesia. Lo mas difícil en mi camino con Dios fue cuando la Palabra se convirtió en mi vida y mi relación con Dios fue tan fuerte que cuando El me reprimía, era dificil de digerir; cuando la relación se trata de ser quien Dios te creó para ser y no lo que toda la gente por el largo transcurso de tu vida te ha dicho que eres. Cuando una relación es tan íntima, ahí es donde el verdadero cristiano y el verdadero sacrificio surge, porque no hay forma de escapar, no le puedes fingir a Dios, y si haces algo de mala gana, El lo sabe y serás humillado(en término espiritual) Dios tiene tantas dimensiones, y la iglesia prentende quedarse en una, pero es nuestro deber prepararnos bien e informar a aquellos que no saben.

    Me corrí con el comentario. Lo siento.

    Un abrazo.

    PD~ Tu blog no es una tortura, es un placer leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s