Ídolos de hoy.

concierto

Hace poco escuche una canción vieja, muy vieja, de esas que uno escucha y son como cámaras del tiempo donde uno se traslada al pasado y se vuelve a ver a uno mismo como un niño. Recuerda uno una determinada situación o época y como que ese par de segundo en que uno va al pasado nos parece un trago de agua fresca en medio del calor abrasador del presente.

 

En ese momento vi a mi madre otra ves, la vi en mis recuerdos como cuando era un niño sonreírme y cantar, como lo hacia mientras limpiaba, mi ojos se quedaron en blanco y la mirada se me perdió en el tiempo. Y como siempre, alguien me miro con cara de bobo y me despertó de mi letargo momentáneo y como hacha corto el hilo al pasado y me devolvió a la realidad de mi edad y solo atine a preguntarle:

 

 ¿Porque crecemos, porque no quedarnos pequeños, niños, porque volvernos grandes?

 

Ella se quedo peor que yo,  en el aire,  cuando hice esas preguntas, pero entendí su desden y le explique  como pude lo que rondaba en mi mente y creo que ella entendió “como pudo” que la canción me había revivido recuerdos y en ese momento  entendió porque de repente puse cara de tonto cuando  la escuchaba. Ella entendió eso. Yo entendí eso y otra cosa más.

 

Los ídolos. Hace poco aventura tiene en la radio un tema viejo de José José, y no es mentira que el tema es bueno. Pero si es mentira que el tema sea la gran cosa. No tiene nada nuevo ecepto el sonido de la voz de Romeo que tiene el efecto de hacer que algunas se crean Julieta.  Pero bien, eso es asunto de ellas, el caso es que la canción del momento no tiene ni siquiera arreglos que la hagan un poco diferentes, es básicamente el mismo tono, pero con un ritmo de bachata, un poco mas tropical. No hay que ser un perito en música o composición para saber que la canción no aporta  nada nuevo.

 

¿Entonces que la hace una canción pegada?

 

Las emociones, los recuerdos y sensaciones que le aportamos al tema nosotros, los que la escuchamos, ósea, la canción es la misma de antes, pero cuando la escuchamos nos trae buenos momentos a la mente y eso hace que nos guste, pero la canción en si no tiene nada, pero nosotros le damos algo, en este caso le damos nuestros sentimientos y emociones y con ello logramos que la canción nos diga algo, pero si lo miras bien, la canción no dice nada, lo que le decimos algo a ella somos nosotros.  Le decimos; me traes buenos recuerdos y eso me gusta, te quiero volver a escuchar.

 

En eso es exactamente lo que es un ídolo, al ídolo de piedra o madera la gente de la antigüedad le daba lo que tenia, su necesidad de creer en algo, los tallaban y les entregaban sus esperanzas, cuando se realizaban por coincidencia o por fuerza de voluntad sus mas anhelos  deseos era el ídolo de piedra o madera el que se quedaba con el crédito,   pues un ídolo hoy en día sigue siendo lo mismo y surtiendo el mismo efecto social y cultural, a veces espiritual, un ejemplo de esto es aventura y su tema y otros mas que podría ejemplifica, un ídolo, ya sea político o de espectáculo viene a llenar un vacío interior del individuo, un ídolo de hoy es lo mismo de un ídolo del pasado, es una suplantación artificial de algo que no podemos ver pero nos gusta imaginar que existe, pero en lograr verlo estamos mal enfocados, mirando en dirección contraria. Poniendo fuera lo que en realidad esta dentro.

Así como atribuimos el éxito de un buen tema en la radio al autor, pero los que realmente le están dado sentido a las palabras somos nosotros mismos cuando llenamos con su imagen y sonido una necesidad interior de sentir algo.

Un comentario en “Ídolos de hoy.

  1. Hace varios anos estaba sentada en la casa de una amiga y ambas extranamente nos sentimos contentas, relajadas y con ganas de jugar al escondido. Fue muy extrano, y nos preguntabamos la razon por la que ambas nos sentiamos asi. Lo que sucedia era que casi todas las luces de la casa estaban apagadas y nos sentiamos como cuando se iba la luz en RD y todos jugabamos, nos contabamos cuentos y chistes. Esos sentimientos dan gusto y ganas de volverlos a repetir porque existen cosas del pasado que solo de esa manera pueden despertar esos sentimientos, sentimientos lindos e inocentes. Aveces olvidamos lo bueno de lo que eramos por distraernos con lo malo. Es bueno recordar, y es un tanto extrano como mientras mas viejos nos ponemos, mas aprendemos de esas vivencias que parecian insignificantes en esos tiempos, pero que hoy tienen el peso enorme de la historia de la experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s