El anciano de Central Park, pensado en el cambio.

obama15_16682787

 

Obama, Mientras que la gran mayoría esta celebrando y declarando niños con su nombre es muy probable que en algún lugar  del Central Park sentado este algún ex miembro del alguna hermandad aria, veterano de guerra y americano de sangre azul,  mirando las hojas caer y sintiendo el frío viento que se acerca lentamente anunciando que pronto habrán grades cambios,  no solo en su amada tierra americana de una ya casi extrañable identidad blanca, también en todo el globo.  Mira entre ojos los niños americanos con cabello negro y castaño con claras facciones latinas,  que jugando en su alrededor gritan  frases entre español e ingles al mismo tiempo. Mira su almuerzo envuelto en papel marrón y recuerda los nombres de sus presidentes anteriores,  Winston, William, George, Franklin Delano Roosevelt aunque este ultimo nunca le gusto mucho  por menos era blanco, 100% americano.

 

Mira su entono y ve los restos de campaña con imágenes triunfantes de un hombre de color negro y levanta tristemente la mirada buscando el sol y una razón en el cielo que le de fuerzas para tragar sus lagrimas.  Ve las tiendas y las publicidades tiene rostros latinos, asiáticos y de afroamericanos siendo el foco de atención el los productos cosméticos tanto para hombres como para  mujer. Piensa en Kenia, imagina África, aprieta entre sus manos su almuerzo y se lamenta de haber hecho nada para evitarlo, se pregunta donde fue que fallamos, se recrimina por no haber sido mejor ciudadano y que no puede salir del país Porque rompería su libertad condicional, y volvería de nuevo a la cárcel.

Ya no se siente americano, se siente parte de un grupo de etnias juntas en una misma ciudad, donde los taxistas son de un país que por mas que le han explicado que no,  sigue viéndolos como partes del enemigo, piensa que los que cuidan los niños de los miles de hombres y mujeres que día a día se buscan el pan son latinos, cubanos negros, puertorriqueños que se creen americanos, mexicanos que se adueñan metro a metro de ciudades enteras y son una de las mas grandes mazas de trabajadores, dominicanos que la mayoría no saben hablar bien su español y pretenden hablar en nuestro, drogadictos y delincuentes como todos los inmigrantes. Y ahora como sino fuera suficiente un presidente que se llama Obama, Obaaaaama, Hussein, Medio oriente, piensa ya casi temblando, Sadam…! se sacude la cabeza y prefiere mirar las persona que caminan por el parque. Una estampida de emociones irrumpe su flujo sanguíneo y como locomotora camina hasta una esquina buscando un rostro pálido al cual llamarle hermano, pero no lo ve, todo lo que ve son negros y latinos celebrando que ahora el continente americano tiene un presidente negro, no lo había ni soñado o visto en sus mas oscuras pesadillas y ahora sin casi tiempo para aceptar en cambio lo esta viviendo.  

 

Se sienta en el banco, mira los árboles y cada hoja que cae es como una gota de su vida que se escapa de sus manos,  tiene alucinaciones momentáneas y ve frente a sus ojos como visiones del mas allá a Lee H. Oswald, se tapa la cara y entre destellos de muchedumbre gritando y reclamando justicia aparece la imagen de John W Booth, James Earl Ray “El Pillo” lo esta volviendo loco y mira como buscando aire al cielo cuando se deja caer en tierra.

 

Tiene 57 años, no se siente joven,  llora sin que nadie sepa porque y se levanta lentamente cual soldado cansado en batalla, tira en el zafacón lo que debió ser su comida  y vuelve a su trabajo, donde reina la alegría y brillan miradas con expresiones de satisfacción y esperanza de libertad. Aun sigue mirando todo el entono del Central Park y recuerda como ve en  el  televisor cuando las graden cadenas de tiendas  anuncian las compras de navidad con imágenes latinas y a un nuevo ritmo tropical con algunas tonadas navideñas.

 

Mira las enormes pantallas en las calles con la imagen de ese nuevo héroe americano, con sonrisa de niño bueno y mirada de libertador y debajo de esta  las letras que dicen:

America, tierra de sueños, esperanza y libertad.

 

7 comentarios en “El anciano de Central Park, pensado en el cambio.

  1. Gracias por decirmelo, es mi punto de vista y sinceramente mi gran temor.

    Sobre el comentario que me dejaste en los otros post, no te respondi porque eres muy explicita y a veces no creo necesario volver a agregar algmos de mi parte, Pero siempre los leo, y no solo las opiniones que dejas en mi blog, tambien lo que opinas en los demas blogs, siempre eres muy clara aunque tambien abundante a veces muchicimo. pero sinceramente es un placer leerlas, de hecho he leido mas opiniones tuyas que post. En mi blog puedes opinar siempre lo que quieras no importa que noe estes de acuerdo, eso es muy poco visto en estod dias, no cambies.

    saludos y gracias.

  2. Pues bien, gracias a ti por hacermelo saber. De verdad que aveces una no sabe si esta incomodando al otro con los comentarios largos. Tiendo a ser muy intensa con ciertas cosas, aunque con otras prefiero callar. No me molesta estar en desacuerdo con alguien, al contrario, pienso que es muy edificante porque me ayuda a entender las diversas maneras en que el ser humano piensa. Pero si me molesta hacer a una persona sentirse incomoda con mis pensamientos y sentimientos. Comprendo que no todo el mundo piensa como yo, o en las cosas que yo pienso. Y aveces la gente me puede tildar de ‘loca’, no porque lo sea sino porque o no comprenden lo que digo o porque piensan que es una total perdida de tiempo y que la gente normal no hace esas cosas. Lo que sucede con la mayoria de los comentarios que te dejo es que me recuerdan de cosas muy mias, sin embargo en la mayoria de los otros blogs tiendo a ser mas informativa y tienen que ver mas con opinion que con sentimiento.

    La abundancia se debe no tan solo a mis multiples pensamientos, sino tambien al temor de confundir a alguien o no explicarme con claridad. Le doy mucha prioridad al lector, ya que no es justo que comiente a medias.

    Gracias Victor, me alegro que te guste leer mis opiniones, es bueno saberlo.

  3. Sin dudas que Barack es la gran esperanza de los EE.UU. y del mundo. Ojala y pueda hacer un buen gobierno, pues creo que todos sin importar procedencias merecemos en la vida una oportunidad. Esa oportunidad él la tiene en sus manos, ojala y la sepa aprovechar. El mundo necesita respirar libertad. Me encantó la historia que creaste con el americano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s