Reflexionado bajo la lluvia

 

He estado en ocasiones a punto de volverme loco, si, igual que todo el mundo.

Me he sentado en una silla a esperar simplemente a que algo bueno pase. He aprendido a lo largo de la vida tanto por lo que me ha tocado vivir como por lo que han vivido al lado mío algunos amigos que  hay que ir cambiado con el tiempo, y que cambiar representa, atrasarse o crecer.

 

Algunos cambian para mal, todo les afecta negativamente y se les hace muy difícil imaginar que en algún momento la vida les va a sonreír, se les vuelve una operación imposible solo creer que lo que ahora esta mal se puede arreglar en el futuro. Y no los estoy criticando, no los estoy poniendo en tela de juicio, se por mi propia experiencia que a veces la vida se tiñe de colores oscuros, que la mente se nos nubla y los caminos se tupen en la maleza. Pero también que es por nuestras malas decisiones que todo se puede sin importar lo muy mal que ya este en algo, poner peor. También esta el factor del pasado que se hace una enorme tela de araña imaginaria. Nos atrapa suavemente como si no nos quisiera hacer daño, nos dormimos y despertamos rodeado de un pasado que ya debió haber sido olvidado, sin embargo estamos caminando sobre el, culpándolo de cosas que el ni siquiera sabe que existen, asumiendo que por haberse dado tal o cuál cosa en mi niñez hoy soy un hombre de tal o cual forma en el presente. Justificamos por el pasado todo lo malo que nos este carcomiendo la vida en el presente, y a veces, no siempre pero a veces solo nos falta sentarnos frente a nosotros mismos, sin mentiras ni caretas, hablar con el individuo que dentro de tu mente te dice que todo esta mal y se va a poner peor, callarlo y volver a tomar el control de tu destino. Suena mas fácil e lo que en verdad es, pero se puede.

 

Algunos tienen miedo de darles a Dios una oportunidad de cambiar lo malo por bueno, algunos nunca han tomado en cuenta lo que dicen de El por hay, saben que excite el mal, hablan de el todos los días,  pero en ningún momento dicen déjame probar si canmiar al ritmo que me dicte este ser  supremo del cual me hablan y he escuchado maravillas que parecen ser sacadas de un cuento, pero que hay personas que tienen toda su vida fundamentada en una palabra suya, confiando en lo que dice ese Dios,

A veces es difícil decirnos a nosotros mismos déjame ver si puede El hacer las cosas que yo se, y no porque soy pesimista, sino porque es imposible humanamente hablando hacerlas posible, déjame ver como es El, y déjame darle una oportunidad a El de manifestarse en mi vida.  A veces es difícil, lo se porque yo he estado también frente a la pregunta.

 

¿Existe Dios?  ¿Es real, o una invención del hombre, y por eso no se le puede dar un solo nombre, ni se han podido poner de acuerdo en como hablarle, cantarle y mucho menos como adorarle?

 

Sinceramente, yo no tengo esa respuesta, no tengo la minima idea de porque nadie ha logrado ponerse de acuerdo en cuanto que es o quien es Dios, y para ser mas sincero aun ni siquiera se porque si los dogmas de mi propia religión son los correctos, no creo que estemos en lo correcto al cien por ciento, como humano mis errores me hacen ver errores en los demás, como ser imperfecto mis defectos a veces me confunden en cuanto que es correcto o que no. Para mi solo una verdad es absoluta, Dios, después todo lo que sale del hombre tiene necesidad de ser cuestionado.

 

Personalmente yo canecí a Dios antes de conocer cualquier religión, después de sentir y saber que existía salí como loco a buscarlo, lo busque en varios lugares y al mismo tiempo, pero con el tiempo descubrí que estaba dentro de mi, supe después que saber  que El existía era un don irrevocable, que confiar en su poder es cuestión de creer o no creer, esperar o simplemente actuar por cuanta propia.

 

Después de eso todo se hizo más simple, si bien conservo mi libertad de elección, ahora tomo elecciones más inteligentes lo cual es una muy buena noticia.

Y cuando todo me dice lo contrario a lo que yo preferiría que me dijera no me desespero como antes, una relajada y nueva para mi sensación de paz invade mi mente y me hace sentir como si estuviera por encima de mis problemas. Me quedo tranquilo y la voz que me habla en mi mente se queda por fin en silencio, me siento como si una nube cubriera mi mente y protegiera en una suave neblina mi alma. Una tormenta de pensamientos se encuentra con una lluvia de preguntas y un tornado de conjeturas se asoma imponente en el horizonte,   hay mal tiempo con pronóstico gris de incertidumbre, mas yo me quedo tranquilo, como quien espera en expectativa sentado el momento en que podré ver como pasa frente a  mis ojos caminando por sus propios pies un  muy esperado milagro.

Un comentario en “Reflexionado bajo la lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s