El universo en el techo de mi habitación.

 

Hora pico, término usualmente asociando a un flujo acelerado o masivo de tráfico. Eso es definiendo el termino como pude.

 

Pero yo no me refiero cuando hablo de hora pico al tráfico de vehículos ni a la cantidad de cosas por hacer, me refiero al momento,  ese par de minutos que uno se toma para organizar y evaluar muchas cosas, en que momento dedicas un tiempo exclusivo tener una conversación  contigo mismo. Creo que todos tenemos una hora pico, donde los pensamientos se mezclan con la imaginación, y despertamos cuando de repente chocamos de golpe con la realidad.

 

Un biólogo conservacionista de Discovery Chanel tiene un como le llaman ellos, momento para reflexionar sobre la naturaleza y su entorno, llega a la conclusión de que a la mayoría de las personas no se sienten precisamente claustrofóbicas con la idea de no poder ver el horizonte. Aparentemente a el le aterra. Pero para el llegar a esa conclusión necesitó sentarse y evaluar su entorno, hubo algún flujo acelerado de infamación comparativa y descubrió producto de eso que unos de los problemas del hombre moderno es su falta de amor a la naturaleza.  Para mí, eso es pensamiento en su máxima expresión. Nos lleva a descubrir muchas cosas ocultas en nuestro interior.

 

Mi hora pico no es cuando estoy comiendo, no es cuando me baño o cuando camino, aunque esa seria mi segunda hora pico. Mi hora pico es ese preciso momento entre dormido y despierto, acostado en la cama mirando el techo y evaluando cada palabra dicha, cada persona vista, cada gesto, cada mirada, cada lugar, cada pensamiento, los errores y cada cosa buena que me pudo pasar,  miro todo de nuevo en mi mente, lo peso y mido, a veces ese momento se hace casi un tornado. Una cosa si es segura, no me puedo dormir hasta que no vuelvo a repasarlo todo en mi mente… Ahora que lo pienso creo que por eso es que sueño tantos disparates.  Dicen que Albert  descubrió la teoría de la relatividad recostado en el sillón de su estudio, y el de la gravedad no me acuerdo el nombre sentado en la sombra de un manzano, si bien se que mi capacidad mental esta muy por debajo de los genios mencionados creo que si algún día por casualidad descubro algo importante, será en mi hora pico, recostado holgazanamente en mi cama, o caminando en las calles sumergido en mis pensamientos. Bueno; Sino me chocan mientras camino o no me vuelve a pasar como ya me ha pasado antes,  que  cuando estoy  descubriendo algo relativamente importante,  me quedo dormido.

2 comentarios en “El universo en el techo de mi habitación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s