Un vacío en mi interior

Durante toda mi adolescencia de lo que más adolecí fue de paz, pero no digo que solo me falto, digo que fue de todo lo que me falto lo que menos tuve, dentro de las cosas que adolecía están sobre todo la paciencia, pero tampoco tenia muy buena autoestima ni muy buena relaciones con mis padres. Podría decir que hasta cierto punto no tenía amor en mi vida. Si lo tenía pero no como yo quería tenerlo, de hecho sufrí mucho y el dolor que puede sentir un niño cambia de manera drástica y para mal su conducta. Por mis lagrimas culpaba a mis padres, a mi madre mas, porque asumía que ella me abandono, el otro que estaba entre mi lista de gente a quien culpar por mi infelicidad era mi padre, lo culpaba hasta por que no pasaba de curso, creía que porque el no me ayudaba a hacer la tarea o porque nadie iba a la escuela a defenderme cuando un profesor me daba un reglazo o un empujón. Eran mis padres los culpables de todo lo malo que había en mi vida, y no solo de la mía, también la de mi hermano por lo que tenía doble razón para estar bravo con ellos. Para mi era completamente justificable echar mi vida a la basura, vivir como un indigente o que se yo, morirme un día en un contén de una calle cualquiera.

Sinceramente sufrí mucho por no tenerlos a ellos dos en mi vida, por no criarme bajo su protección, cuando lo pienso me vuelve a doler, pero con el tiempo fui creciendo y viendo todo de forma diferente. Y poco a poco fue entrando en mi vida el perdón.

Cuando tenia como 16 años decía que no me casaría, estaba resentido con las mujeres y para ser sincero las hacia sufrir, no fui muy buen novio, las maltrataba, reflejaba mi frustración contra ellas, era en ese tiempo y durante mucho tiempo un hombre horrible, pero no solo maltrataba las mujeres de manera consiente, también me maltrataba a mi mismo. A mi padre, casi llegue a odiarlo, y como si no fuera nada, odiaba el mundo. Odiaba todo, decía que no traería a este mundo, como le decía en ese entonces asqueroso y lleno de gente mala una criatura que sufriera lo que yo sufría y había sufrido. Solo la idea de ser padre o asumir un compromiso serio con una novia me hacia correr.

Pero los años pasaban y con cada día iba cambiando algo, el destino me llevo por caminos oscuros, sombras y dolor, vi la muerte de cerca y el dolor que había dentro de mi y de los que amaban, comencé a ver el dolor no en mi vida solamente, comencé a prestarle atención a las personas que lloraban a mi lado, vi que así como yo había sufrido habían personas que sufrían mas que yo, y que habían personas que sufrían por verme a mi sufrir. Personas que lloraban por cada lágrima que yo derramaba. Estando en el fondo y desde abajo pede ver la vida desde otra perspectiva, no solo me hice conciente de mi vida, y la forma en la que me llevaba a mi mismo hasta el infierno, me hice conciente del como es realmente el mundo. Con sus matices, me fije en cada color.

Me llevo el destino si cabe el termino a ver a mi madre cara a cara y vivir con ella por primera vez en toda mi vida, pero estaba enferma y entonces mis ojos se abrieron, en el momento mas oscura de su vida, mi madre no era mala como yo cuando niño pensaba, todo lo contrario, mi madre era una niña que nunca creció, era una bebe que necesitaba un abrazo y una mujer que le toco vivir del lado equivocado de la vida, del lado malo, del lado de los que lloran, de los pobres, de los que nadie comprende, durante toda su vida trato de encontrar el amor, pero lo busco siempre en lugares equivocados, el tiempo le borro la sonrisa, la vida le borro el brillo de la mirada, para la época en que lo canecí era solo una sombra de su belleza, un recuerdo de lo que una vez fue y era una mujer hermosa. Había dolor en su vida, y muchas lágrimas acumuladas en su interior, afloraban y como llamas quemaban a todos lo que están a su lado, incluso a mí. Pero no me dolían ya mis heridas, cuando la conocí lo que me dolía era su dolor.

Era hermosa, tenía los ojos de una niña y la sonrisa tímida, de todos los tesoros que tenia habían juegotes de niña pequeña, muñecas y cocinitas, como según decía ella misma. Recuerdos de una época mejor.

Aun la estaba conociendo cuando nos separamos, deje de verla por un tiempo, y un día sin avisarme mi madre murió, murió y sin que le pudría decir adiós. Murió y con ella murió una gran parte de mí, murió y desde ese día ya no soy el mismo. Cuando vi la tumba donde esta enterrado su cuerpo me di cuenta que se fue sin que le diera una prueba de mi amor. Ella me dacia, Víctor, me voy a morir y no voy a ver una hija tuya, no se quien le dijo a ella que tendría una hija y no un varón, pero siempre me decía eso.

Solo después de sentarme frente a su dolor vi que ella en ningún momento me abandono, se alejo de nosotros por sus razones y porque creyó que en ese entonces era lo mejor, para nosotros y para ella, nunca se olvido de donde estábamos, nos amaba y nunca nos abandono. Pero ya no tengo forma de pedirle perdón.

Es por eso que desde que ella murió he intentado encontrar una mujer que merezca estar en el lugar que he preparado en mi vida, y en la búsqueda he llegado al borde de la desesperación buscando la mujer con quien crear una familia y darle a ella lo que la vida a mi no me dio, cariño, esperanza, respeto, cuidado y atención.

Cuando murió mi madre se hizo un vacío en mi vida que solo lo puedo llenar con amor, tengo su sonrisa grabada en mi alma, y su mirada en el centro del corazón.

Anuncios

12 comentarios en “Un vacío en mi interior

  1. si aun la sientes, no la olvides, entiendo tu dolor, he sufrido tanto con tu, en silencio, en sonrisas y consejos para otros, pero te juro que hay misecordia y que pronto estaras en victoria, pero debes dar amor, tu mundo piede amor, tal ves suena como una cancion de auro y clent, pero es asi, llenate de colores, sal de la oscuridad y da amor…
    Volverè…

  2. Ylaisa, gracias, ya sali del dolor, gracias a Dios, todo eso no es mas que la tierra seca donde mi vida ha echado raices. saludos otra vez.

    Alyohara, Yo tambien corazon, un beso..

  3. Saludos Jarardito, tengo una vuena imagen de mi padre gracias a Dios, cuando era niño tambien la tuve, me crie con un tio que me dio la mejor crianza que pudo,y creo que lo hizo bien. Cuando hablo de tener una imagen negativa no lo digo porque mi padre fue malo, todo lo contrario, pero cuando era niño no lo entendia y me confundia, pero mi padre es un hombre entre pocos para mi. tengo el mejor ejemplo del mundo para ser cuando me toque a mi ser padre. “leete quiero ser como tu”. Saludos amigo.

  4. wow, victor no se que decir, al principio de tu post, yo pensaba lo mismo a la eded mia, y de tu mamma me iso lagrimar, y esperala que encontraras la persona que estas buscando, y te tengo una cancion en ingles pero es bonita se llama where’d you go por fort minor, (^_^)

  5. Gracias por la cancion, te quiero decir Eldrix que tienes el mejor padre del mundo, gracias a Dios somos hermanos y compartimos esa bendicion, cuando era niño lamentablemente no lo veia asi, pues las personas mayores toman decisiones que no pueden entender bien los niños, pero quiero que sepas que tu cuentas con unos padres muy buenos, cuidalos y hazlos estar siempre orugullos de ti, como lo estoy yo de ti y de ellos. cuidate, un abrazo.

  6. yo siempre estoy aqui, y te quiero mucho, eres un gran ser humano. y cada vez te descubres mas a ti mismo, y eso te hacer cada dia mejor. hay quienes como pueden aprender de ellos mismos. besos

  7. Muy emotivo este post. Siempre es positivo llegar a adquirir ese tipo de entendimiento que has alcanzado. La edad, el tiempo que transcurre, nos ayuda a poder entender nuestros entornos.

    El ser humano a veces toma caminos, y hace cosas que desde lejos carecen de lógica o explicación, sólo con detenimiento y disposición para encontrar la raíz del asunto, puede uno liberarse de todo tipo de prejuicios o de esas espinas que llevabamos incrustadas en nuestros corazones.

    Es triste que no te hayas podido despedir de tu madre, y quizás mostrarle que la querías de la forma que te hubiese gustado. Pero en esos días que la viste enferma, y perdonaste y entendiste su decisión, creo que ella se dio cuenta que estaba en paz contigo, y de que comprendías los senderos que se bifurcan que ella tomó.

    Este post es un gran tributo a tu madre, esté donde esté ella estará contenta.

    Saludos hermano.

  8. Que decirte luego de que tus letras provocaran lagrimas en mis ojos. No imaginas lo mucho que te admiro Víctor, escribes con el corazón y expresas todo lo que tienes dentro con una facilidad increíble. El más bonito recuerdo que puedes tener de tu madre es esa sonrisa y esa mirada que seguramente brinda luz a tu vida cada día. Sigue recordándola con esa ternura.

    Un fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s