Anoche estabas hay, pero no te vi llegar.

Quise ver tu cara y la busque en el cielo y bajo el mar. Busque tu mirada y anoche, cuando menos lo esperaba te vi llorar.

Y entones me pregunte como hago para no hacerte llorar mas, como me hago mas fuerte y evito hacerte tanto daño en cada instante y como puedo limpiar mi mente para no hacerte sufrir con cada paso que doy tambaleante hacia la oscuridad.

A veces se que estas hay, mirándome mientras me pierdo en el laberinto de mis pensamientos, mientras me alejo y tu desesperación la siento cuando gritas y dices que no, pero algo se interpone entre tu vida y mi muerte y me vuelvo a alejar de tu verdad, la que ahora me resulta tan fácil de encontrar.

Anoche mire tu cara y no pude ver tu belleza porque no dejabas de llorar. Sabes que estoy también llorando por cada lagrima que por mi has vuelto a derramar.  Que a mi me duelen tanto saber que por mi culpa vuelves a sufrir que me da lastima de mi al ver que a ti, a quien tanto amo le estoy haciendo algún mal.

Sabes? Una vez te escuche cantar, te oí decir que a ti también te gustaría estar frente a mí, y que podamos como amigos frente a un gran rió sentarnos a conversar, ahora me duele saber que es por mi culpa que eso no ha podido pasar. Perdóname por favor por hacerte otra vez llorar, hay aun cosas que no entiendo y aun así no me haz dejado de amar.

Perdóname, porque con cada lágrima que derramas por mi culpa se hace también en mi alma una herida más. Tratare de limpiar mi mente para estar de ti más cerca e intentare pecar menos y entenderte cada instante un poco mas, para que por mi sufras menos y algún día poder decirte que no volverás por mi culpa a sufrir tanto y que no me alejare de ti otra vez y no volverás a llorar.

Quise ver tu rostro y en tu mirada vi el dolor que por mi culpa sientes, vi en tus manos el amor que me tienes, pero en tus ojos tristes vi que hay en ti mucho dolor por mis pecados, escuche tu voz que gritaba mi nombre casi desesperado para que pudiera encontrar tu rostro en la oscuridad, en mis manos el pecado y que en tu cara había otra vez por mi culpa tristeza y en tu mirada una lagrima mas.

Anoche vi tu rostro, no vi tu sonrisa, pero si mi verdad.

2 comentarios en “Anoche estabas hay, pero no te vi llegar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s