Reflexiones Tomo III

3… Básicamente

Si bien en el principio desde adentro encontré las respuestas que necesitaba para volverle el sentido a mi vida, siento que ya no es igual. Hubo un momento en donde me podía comparar con el niño al que una vez su padre dijo:

Hijo mió que puedo hacer para conocerte, te lo pregunto porque te siento lejos, tanto que creo que ya no te conozco.

El niño sigue mirando fijamente el televisor y después de varios segundos en profunda meditación y pedante arrogancia, voltea hacia al padre lo mira fijamente a los ojos y le dice:

Si quieres conocerme lee mi Blogg.

Reconozco que a lo mejor no sea una buena actitud, pero mientras la vida me ha dado golpes he aprendido a no confiar demasiado en la gente, a no depositar mucha esperanza en las personas, he visto como cada quien tarde o temprano solo hace lo que le conviene, me he acostumbrado a no esperar nada de nadie, y brindar amistad sin esperar lo mismo a cambio. Por eso soy muy reservado en mi vida personal, mantengo mis asuntos como míos y no me intereso jamás en la vida personal de los que me rodean, nunca me niego ayudar a quien necesite una mano amiga, pero no me permito acostumbrarme a la sensación de ser amigos. No todo el mundo entiende el significado y el compromiso de la amistad, hay quienes no son ni pueden ser sinceros, es como una tela de araña engañosamente preparada para enredar a quien incauto se deje atrapar por su abrazo. He descubierto en las caras de no te entiendo y las expresiones de no se que hablas que el hecho de no entender es la razón por la cual no confían, por lo tanto yo nunca confió en quien en mi no confía, mucho menos en quien no me entiende, por eso cada día confió menos en la gente y escribo menos en mi blogg. La razón es que escribiendo soy yo mismo y no me niego a la necesidad de conocerme mediante mis propios pensamientos, y conocerme a mi mismo me aconseja a no confiar mas de lo necesario en los demás, y no con esto digo que no confió en nadie, confió en pocas personas, y cada día que pasa son menos en los que creo debo o puedo confiar, y eso me hace cada día un poco mas frio, mas cauto.

Creo que es natural, es un proceso en el que cada día voy creciendo y mientras crezco voy redefiniendo mis prioridades y aprendo en el camino a esperar menos de los hombres y a esperar más de Dios.

Y sobre escribir quizás es que a lo mejor ya me conozca lo suficiente como para ya no seguir buscando en mi interior las cosas que no necesito saber y que si supiera solo agregarían más carga a mis conocimientos, y más lucha a mi interior. Estoy interesándome menos en mis pensamientos negativos tanto como me intereso en saber los pensamiento negativos de los demás, ósea nada. De mi ya se lo que tengo que saber y es suficiente, y no necesito saber mas.

Por lo tanto…

7 comentarios en “Reflexiones Tomo III

  1. …Por lo tanto seguirás encantándonos con tus escritos. Lo más importante es que te sientas cómodo con lo que haces, no te recrimines y no le digas no a tu corazón. Es cierto que el confiar en estos tiempos en una persona es como una lotería, pero eso es lo de menos. Vive a plenitud y disfruta sin sentir que te están mirando. Un fuerte abrazo mi querido Víctor.

  2. Confiar en alguien es un arma de doble filo, por un lado esta que nos apoyamos en esa persona y creemos en ella y por el otro lado esta que esa persona nos aprecie y no nos defraude.

    Sin embargo, nos traicionan a cada rato, nos hieren, y cada vez creemos en menos personas… Esto nos va formando, como dices, nos hace mas fuertes, aunque duela.

    Pero asi es, y creo que no estoy de acuerdo contigo… Esto no debe hacer que confies menos en las personas, sino que tengas mas cuidado antes de decidir confiar en una o no…

    mmm… No se si me explico… Es que… es tanto lo que se pierde cuando se intenta mantener seguro… que no se… a veces vale la pena el riego a ser heridos… aunque sea una y otra vez… A cambio de esos ratitos…

    Y… nunca es demasiado… uno nunca sabe demasiado, ni de uno, ni de nadie… =P
    No dejes de escribir… Si reflexionar tanto te tiene loco… haz como dice Carolin – “vive a plenitud, disfruta sin sentir que te estan mirando” … No pienses =) Haz.

    ^__^
    Hace mucho no leia.
    Si venia.
    Pero no leia, no tenia el tiempo… Voy a seguir!🙂

  3. Karolin, No dejare de escribir, es solo una reflexion que hacia con un amigo que me preguntaba porque si creo que estoy madurando en todos los sentidos de mi vida, escribo menos, y la respuesta que le dia fue mas o menos igual a lo que escribi aki, pero no tengo la minima idea de dejar de hacerlo, de hecho me gustaria tener mas cosas que escribir pero la verdad es que a veces me kedo en blanco esperando que me llegue algo y no me llega nada, quizas por no querer decirlo todo y guardame ciertas cosas.

    Gracias por estar siempre mi querida fotogenica, un beso y abrasos.

    Yulissa, gracias corazon por lo que dices, pero el problema no es que no confio, es que cada dia confio menos, no creo que sea algo malo, cerrar mi circulo de personas en las que puedo ciegamete confiar me hace pensar que a lo mejor yo mismo necesito repasar mis asuntos en cuanto a la amistad, ya que no dejo de reconocer que el algun momento yo tambien puedo traicionar a alguien, o hacerle sin querer algun daño.

    Saludos un beso y abrazos.

  4. He llegado a ti, buscando una imagen del “karma”, puede que sea una causalidad. Ahora mismo (1’16 noche) siento lo mismo que tú y hago lo mismo que tú, reflexionar y escribir; voy, a fin de cuentas, por tu mismo camino, desde hace tiempo, bastante tiempo. Pero un buen maestro, me enseña y me demuestra constantemente que vivir así, es tenerle miedo a la vida. Y vivir sin miedo es uno de los sentimientos más hermosos que se puede sentir. Coge, de vez en cuando un atajo. Sé libre, es un consejo de mi hermano.

  5. Hola Victor Manuel,

    ¿Que decirte? Me he muy familiar tu desasosiego, yo lo he sentido también. En mi caso, trato de no esperar mucho de nadie, para evitar decepciones, sin embargo, eso no me quita el entregarlo todo. Creo que no podemos negarnos a nosotros mismos por las posibles conductas de los demás; para mí el dar lo que yo quiero dar, o lo que los demás necesitan -porque si a veces nuestros amigos nos necesitan -aunque en su egoísmo, no se den cuenta- es un principio de mi vida. A veces en nuestro afán de protegernos del dolor, de las decepciones se nos va la vida, y tarde nos damos cuenta que el vivir conlleva riesgos. ¡Animo Víctor Manuel!

    Yo todavía no me conozco lo suficiente por eso sigo
    la búsqueda y la escritura es un instrumento fenomenal para ello -como bien dices.

    Un abrazo cordial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s