El ciego que tenía una cámara fotográfica.

jardin5.jpg

No se cual era el titulo, por que no lo recuerdo, esta es otra de esas películas que quiero contar ya que de una u otra forma dejaron alguna huella en mi, algo que aprender algo que recordar.

Últimamente estoy evaluando muchas cosas en mi vida, me he dedicado a ver las cosas con mas detalles y a prestar mas atención en mi mismo, mejor dicho en mis actitudes, a recordar las que me han afectado, canciones, películas, momentos, gente, en fin todo lo que de alguna forma influencio en mi desde algún punto positivo o negativo.

unque tampoco recuero el titulo de esta, será mas fácil de identificar por que los actores son de talla grade, actores consagrados y de buena reputación cinematográfica, Kevin Bacón, y Russell Crow, ambos estaban a una edad muy juvenil, debían de tener veinte y tantos años o menos, trata de un Ciego (Kevin Bacon) y un muchacho empleado de una pizzería como lava platos, un día se conocen y el ciego, como siempre acostumbraba a hacer le mostró una fotografía a su nuevo amigo…. perdón se me olvidaba explicarles el porque de las fotos.

Cuando el ciego era un niño le regalaron una cámara fotográfica como regalos de compélanos, no se a quien se le puede ocurrir semejante cosa, el caso es que el tomo la cámara y si algo le sonaba raro le tomaba una foto, siempre que tomaba una la rotulaba con algún tipo de braile donde escribía lo que el ciegamente vio, o percibió mediante el sonido, descubrió inmediatamente la inclinación de las personas a burlarse de su desdicha de ser ciego y lo rápido que se entregaban a la crapulencia de mentirle solo diversión.

Pocos le decían la verdad sobre las fotos, le decían algo sacado de algún cuento de chistes y lo confundían cuando nadie le decía la verdad, con el tiempo el joven ciego no creía en nadie, pues lo habían engañado demasiadas veces para arriesgarse a que alguien le volviera a engañar, si bien casi todo el mundo le mentía siempre aparecía un alma noble que le decía la verdad y entonces el sacaba todas las fotos de su cartera y al descubrir que esa persona le estaba hablando sinceramente le preguntaba que había en todas, lógicamente las personas que anteriormente le hablaban con verdad terminaban mintiéndole después de un par de fotos, era difícil pero el de una u otra forma sabia cuando le mentían.

Mostraba todas las fotos menos una, la que tomo al lado de su difunta madre cuando a penas era un niño, en la que según él, ella le había mentido, por alguna razón el guardaba aquella foto muy bien y la tenia como prueba de que las personas prefieren mentir cuando se sienten mal o por cualquier razón sin necesitar una justificación.

En la foto, la primera que tomo en su vida, su madre le había dicho que habían una hermosa fuente, muchas aves bebiendo en ella, era otoño, las hojas de los árboles cubrían el jardín que se veía hermoso desde la venta de su cuarto, un señor pasea su perrito y otro lo saluda parado sosteniendo en una mano una escoba y la otra la levantada amablemente, parece que están felices dijo la madre. El visualiza la imagen y le pide que salga de su cuarto, eres una mentirosa, en esa foto no hay tantas cosas lindas me lo dices por que me tienes lastima o porque te quieres burlar de mi, le dice el a su madre muy molesto, le pide que se aleje de el y que salga de la habitación.

El nunca mostraba esa foto, aunque no lo creyó la rotuló con lo que la señora le había dicho.

Pasaron muchos años de soledad y pruebas que solo le revelaban que en las personas no se podían confiar, hasta que un día conoció a un lava platos en una pizzería (Russel Crow) se hacen amigos después de el mostrarle varias fotos y comprobar que en todas su nuevo amigo le había dicho la verdad, confió en el desde el principio, después de varios meses de amistad, fotos y verdades se encontraron en un parque, el lava platos le dice al ciego que hay una hoja que se ve hermosa justo al lado de su pies izquierdo y el sin pensarlo dos veces saca la cámara y toma la foto de su pie porque su amigo le dijo que hay una hoja y el sin vacilar lo creyó, se da cuenta que encontró el amigo que estaba buscando, alguien en quien podía confiar, le dice que mañana le mostraría algo, que esperaba que le dijera la verdad pues era algo muy importante para el, al día siguiente llega el amigo a la casa y se encuentra con la ama de casa del ciego, pasan muchas cosas que la verdad son todas irrelevantes para esta historia pero el caso es que el y la ama de casa hacen el amor, el ciego llega a la habitación y nadie sabe como, pero se dio cuenta que había pasado algo, se pone furioso y le dice a su amigo que no era tan buen amigo que solo se acerco a el por que le interesaba su ama de casa, la cual el quería como una madre ya que lo había criado desde que murió su verdadera madre.

El amigo se va, y el ciego queda solo en la habitación, después de una larga pausa en la amistad de los dos jóvenes en la que ambos sufren la separación, el lavaplatos ve a al ciego sentado en el mismo lugar donde le había dicho que tenia una hoja en el pie, y donde consolidaron sus lazos de amistad sinceros, le pide perdón y el ciego lo mira, no creo que vio mucho pero sintió la sinceridad del amigo y le extendió la mano mostrándole un sobre.

Que hay en esa foto? Podrías decírmelo por favor? Dice el ciego.

El amigo toma la foto que ya estaba muy desgastada por los años, la mira fijamente y dice.

Es hermosa, hay un jardín que se ve desde una ventana, parece que es otoño pues las hojas cubren el suelo, hay una fuente en medio donde las aves se refrescan y los vecinos se saludan cortésmente, es la foto más bella que he visto en mi vida pareciera que todos están felices, dice el amigo.

El ciego, no dice nada, se pone las manos en la cara y comienza a llorar.

    :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::V:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Lo mismo me paso a mí durante la mayor parte de mi vida, algunas cosas pasaron en infancia que nada tenían que ver conmigo, pero me dejaron marcado negativamente, si bien no era ciego del todo no podía ver mas allá de lo que estaba delante de mis narices, desconfiaba de todo y de todos.

Si al a la desconfianza se le agrega un poco de miedo y una pizca de violencia, el resultado será un plato fuerte de pura paranoia, hay otras formas de definirla claro, pero así es como la veo yo, esa desconfianza me tenia viviendo en un estado constante de infelicidad.

Es por eso que muchas veces sin pensarlo, ofendí a mucha gente, y tal como lo dije antes no solo me refiero a algún blogger que lamentablemente mi rabia y miedo me hicieron ofender, hablo de mi vida como tal, gente que me ha brindado amor, y cariño y yo solo por un error los he maltratado, no quiero ya seguir pensando en el hombre que una vez fui y lo que el miedo me hizo hacer, quiero mas bien pensar en el hombre que ahora soy y en lo que en el nombre de Dios voy a ser (tratar de ser mejor hombre cada día), pero que para lograrlo debo encarar muchas que he hecho, comenzando por pedir perdón a los que una vez ofendí es un buen inicio.

Si bien no estoy arrastrando cadenas del pasado, yo creo que Dios me acepto tal como fui a el, pero aun estoy aquí, esta es mi vida, y tengo responsabilidades, cosas que hacer, gente a la que intentar volver a hacer sentir orgullosos de mi, si bien Jesús Cristo limpio mi alma y mi cuerpo, es mi tarea limpiar mis pasos, e intentar limpiar mis huellas, y volver a ser hombre de bien ante Dios y un hombre justo y bueno ante los hombres.

3 comentarios en “El ciego que tenía una cámara fotográfica.

  1. victor,amigo mio, personaje a quien admiro y respeto, me has dado una gran leccion con este post, pues yo una mas del mundo,caminante si rumbo, solo he visto hasta la punta de nariz,he obviado la realidad para no involucrar mi alma en todad esas cosas que denigran el espiritu,el olvidar que puedo creer en alguien se hace nulo,y ahora con este escrito he descubierto que pueden aparecer personas que nos dicen la verdad que estamos buscando, que si el alma esta ciega el corazon esta vacio, me has damo mucho a travez de tus palabras…

  2. Comienzas muy bien como hombre renovado Víctor, lo cierto es que el pedir perdón cura muchas heridas… me alegra mucho que estés en los caminos de Dios. Siento tus palabras tan sinceras y es por eso que te quiero y te admiro tanto. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s