A tus pies vi su sonrisa.

manos.jpg

Deje caer mi dolor, entregue mi angustia, mis lagrimas tragadas, el dolor oculto tras una sonrisa que mas que alegría reflejaba tristeza, y rogué que me escucharas, que no miraras mis pecados porque te avergonzarías de mi tal como me avergüenzo yo de mi mismo al recordarlos, que no vieras mis errores porque no me mirarías a los ojos, verías el dolor de la vida reflejados en ellos y te darías cuenta que aunque siempre estabas a mi lado yo me mantuve mirando en dirección contraria tu presencia, que no miraras mis erradas conjeturas porque cerrarías ante mi cara la puerta de tu gracia, arrancarías de mis manos la llave de tu gloria y me darías la espalda porque no merezco tu presencia, que no miraras mis manos porque siento que aun están manchadas, que no me miraras a mi, este hombre derrotado, al que el mundo habia ganado, este que hasta ayer estuvo vencido.


A tu pies te pedí que aceptaras de nuev
o ante ti este hijo, este que de ti se había alejado y que estuvo perdido en la oscuridad, desorientado en un abismo, este hijo que te ama, este hijo que no es digno de mirar tu ojos, de estar en tu presencia, de estar entre tus manos, pero que tu a tus pies has llamado.


Cerré mis ojos, pero a tu lado no hay oscuridad, si bien estaba oscuro ante mis ojos, podía ver tu luz en los sonidos de tu alabanza y de nuevo pude ver tu presencia por los destellos de tu grandeza en las voces de sus almas, si bien estaba cansado sentí como tus manos reforzaron mi alma, como tu encanto se acerco a m
i presencia y de nuevo como un niño regreso a mi cuerpo la vida.


Escuchaste mis plegarias y me respondiste, me dejaste saber que me amas a pesar de mis pecados me aceptaste, con error
es que ante mis ojos no eran nada, ante mi propio juicio eran solo una forma de vivir. En sus voces escuche tu presencia y en su sonrisa encontré tu belleza, en su mirada vi tu amor, y sus manos abiertas tu respuesta.

Gracias padre por acercarte a mi aunque no lo merezca y bajar a la humillante presencia humana colmada de pecados, a nosotros que estamos dormidos en el estridente ruido del mundo que nos consume, nos confunde y mucha veces de ti nos separa, solo para decirme con su sonrisa que acepte tu voluntad, que espere que sean tus dedos los que muevan los hilos de mi vida, que olvide mis pensamiento, de nuevo vuelva a depender de ti en todo y ante lo que he pedido, guarde un poco de paciencia., gracias padre por escucharme y porque con todo esto me diste fuerza.

4 comentarios en “A tus pies vi su sonrisa.

  1. esta muy bonito es algo que expresa uno de los valores mas inportantes “la humildad”. y es bueno que las personas todas incluyendome a mi aprendamos a ser humildes. cristo fue nuestro mayor ejemplo y el siendo rey de reyes fue humilde a pesar de ser nuestro creador.!Dios te bendiga¡

  2. Siempre es bueno entregarnos a ese Dios divino y poderoso que nos reconforta al abrazarnos y al perdonarnos, porque para él lo más importante es que aprendamos a reconocer nuestras faltas y debilidades, creciendo en su amor y en el bien.

  3. Me gustó mucho esta lectura, realmente expresaste de una forma tan sencilla y humilde que no somos merecedores del amor de Dios y k sin embargo el nos ama a pesar de nuestros errores, escucha nuestras plegarias y cuando más sumergidos estamos en el dolor El rescata nuestra alma. Dios te Bendiga Muchissiisisiisisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s