El sapo y el escorpión.

Esté es un post que para ser sincero he intentado no escribir, hay muchas cosa que decir sobre lo que siento y pienso, y muchas que me gustaría no decir, pero como el leguaje mió muchas veces sirve para hablar y no decir nada, intentare decirme por lo menos a mi algo bueno, y de paso saber que es lo que tanto necesito saber, aunque en el momento no lo entienda, espero después pasar mis ojos por encima de este articulo y encontrar lo que ahora no encuentro, porque no se que es lo que ando buscando. Espero no faltarme a mi mismo ni a lo que creo, mucho menos a Dios, pero necesito desahogarme con lo que siento, creo y veo.

Recuerdo como hoy el día que la profesora tomo el libro de texto en 4 curso de primaria y leyó para todos una fabula. Wao! fabula, esa palabra se encarno en mi mente toda la noche, fabula, historia contada por animales en vez de personas. Recuerdo que en la portada del libro habían muchos animales con síntomas de gripe y poses humanas, mire el dibujo y entendí inmediatamente lo del cuadro con los perros jugando barajas. Fabula, seguía pensando acostado en mi cama. En fin… La fabula que me contó era la historia de la rana y el escorpión, creo que muchos la conocen, pero si no hay les va.

Una vez había un enorme e imponente río, y frente a este se encontraba un escorpión queriendo llegar a la orilla contraria a donde el estaba, pero como todos saben los escorpiones no saben nadar, después de mucho rato lamentado su condición de escorpión vio a un sapo que se pasaba horas nadando libremente muy feliz de la vida, yendo de un lado al otro. El escorpión muy amablemente lo llama y le dice.

-Señor sapo, podría usted ser tan amable de pasarme en su espalada hasta la otra orilla del río, pues es muy hondo, no se nadar y necesito pasar al otro lado. Podría usted?

El sapo mira el aguijón del escorpión y sin pensarlo dos veces le dice.

-No, pues es usted un escorpión y si le permito subir a mi espalda lo mas seguro es que me picara y moriré. No mi querido amigo escorpión, no puedo.

El escorpión se pone a llorar y lamenta que no sabe nadar, llora incansablemente y dice muy triste que por favor confiara en el. Se tira al piso y suplica al sapo una oportunidad diciendo.

-Señor sapo no ve usted que me es necesario pasar al otro lado y la única forma de logarlo es si usted me da una mano, me lleva en su espalda y me deja en la otra orilla? Tampoco ve que voy en su espalda y si lo pico y muere en medio del agua también me moriré yo juntamente con usted?

El sapo mira al escorpión y decide viendo su condición que lo mejor es ayudarlo, ve que es cierto lo que dice el escorpión, si le pica, ambos moriran, así que invita a subir a su espalda a su muy afligido amigo escorpión y lo ayuda a cruzar el río, va contento y cantando, se siente útil y sabe que esta haciendo algo bueno por alguien mas, y mientras canta su canción se siente dichoso. Cuando van por el medio del río siente un pinchazo en la espalda, el dolor paraliza su cuerpo y la muerte lentamente comienza arropar su vida, dejándole triste y débil el mira hacia arriba y ve la luz como se va desvaneciendo frente a sus ojos, entonces llorando y moribundo mira a su amigo el escorpión mientras es arrastrado por la corriente y con voz en llanto le pregunta.

-Señor escorpión, porque me pico, porque me pico si sabia que ambos moriríamos?

El escorpión unas mas triste que el sapo, mira como puede a su victima y con un doloroso llanto, desgarrado y moribundo le contesta.

-Señor sapo, perdóneme, perdóneme por lo que he hecho, pero no pude evitarlo, es que esta muy a dentro, muy adentro, hondo metido en mi ser, señor sapo. No pude evitar picarlo, perdone pero es que es mi naturaleza.

Fabula seguía yo diciendo en mi mente acostado en mi cama, mientras pensaba, historia contada por animales, pero desde una perspectiva humana. Esa historia en especial marco un punto crucial en el resto de mi vida, pues comencé a ver a los animales como un universo paralelo, observaba que al igual que nosotros ellos también tenían sus propios problemas, reglas y también sus enemigos, vi que el ser humano no esta muy lejos de ser considerado un animal en algunas ocasiones y debido a diferentes conductas. Pero no solo vi el parecido entre los animales y los humanos, también vi que nosotros nos comportábamos como animales todo el tiempo, y solo en algunos casos, como el instinto materno ellos se parecen a nosotros. Fue hay cuando comencé a madurar, comencé a ver que la envidia, la mentira o mimetismo, el engaño o la maldad eran conductas animales, pero que las practicábamos los hombres.

Crecí con ese pensamiento, hasta que me hice un hombre, entonces como todo un animal o mejor dicho como todo un hombre comencé a hacer cosas mal, pero recordaba lo que mi abuela me hablaba de Cristo, aun en el pero de las circunstancia en las que me vi implicado, nunca olvide que sobre toda maldad que cometía estaba Dios mirándome, mamá me recordaba que los diez mandamientos son según ella, para que si uno los logra llevar a cabo se diferenciaba de los animales y se convertía en hombre, no mataras, no robaras, etc. No son mas que cosas que hacen los animales en su libertad e ignorancia, o mejor dicho, en su inocente instinto, actuar guiado por el no es mas que una conducta irracional, actuar mediante impulsos no es mas que ser inhumano ya que si uno hace todo lo que nuestros instintos no invitan terminaríamos siendo, bestias incontrolables, despreciables y abominables.

Pero mi punto es que cuando me hice Cristiano, pensaba que todos los cristianos pensaban como mi abuela, creía que los cristianos eran personas completamente diferentes a mi, que me consideraba impuro, una persona cuyos pecados lo atormentaban, al crecer creyendo que los cristianos o religiosos eran mejores que yo me acusaba a mi mismo miserablemente. Pero no es así. Pensaba que ellos, eran mejores que yo, que estaban mejores que yo y que esto les daba felicidad, creí que yo era malo, y que ellos eran buenos, pero no es así, he descubierto dentro de cada hermano que canta y habla de Dios hay un ser humano, atacado por su propia naturaleza, acechado por el mismo para llevarlo a los confines de la muerte en manos del pecado. Fue dentro de la iglesia que aprendí porque algunos me decían que la salvación era individual, mis ojos no han dejado de abriese cada día para descubrir que ni aun dentro de la iglesia hay un hombre perfecto. Al principio darme cuenta de eso me dolía un poco, ahora me duele más. Pero es un dolor que me ha ayudado a seguir aprendiendo más de ellos y de mi mismo.

Mi abuela me enseño que en la vida hay gente buena y gente mala, a veces yo creía que era de los buenos, otras veces, creí que era de los malos, pero he ido describiendo que es simplemente que la naturaleza de todos esta inclinada a lo malo, que no hay ni siquiera uno que sea bueno, la diferencia esta en que algunos son mas malos que otros y otros un poquito mas bueno, es cuestión de decidir, quiero ser bueno, o quiero ser malo. Yo quiero ser de los buenos.

Cuando alguien me hace algo malo pienso que a lo mejor no es el quien me esta haciendo el daño, quizás sea su naturaleza y aunque el quiera no puede evitarlo. Entonces nace en mi la necesidad de conocer mas a Jesús, para ser mas bueno, menos malo, y  mantener la esperanza de que algún día estaré frene a la espalda del sapo, mirare mi aguijón, pero atare a su verdad mis pensamientos y dominare mis manos, orgulloso mirare a la cara a mi amigo el sapo, llegare a la otra orilla, y a su lado parado en tierra firme podre decirle.

-señor sapo gracias por traerme, estaba en mi naturaleza picarle la espada en medio del rio, pero esta vez, gracias a Dios pude evitarlo.

About these ads

7 comentarios

  1. Muy prodigiosa tu memoria, yo no me acuerdo de ninguna lectura en el cuarto curso.

    Me gustó mucho la anécdota, no recuerdo haberla escuchado antes, aunque sí recuerdo un poco variantes de la misma.

    Ese encuentro del sapo y el escorpión me hizo imaginar, lo prejuicioso que somos, me hizo recordar también un cuento que escribí, en el cual un hombre de buen status social va en su carro y una multitud lo detiene, había tumbado en el suelo un hombre de barrio, con pinta de maleante, herido pidiendo que lo llevasen al hospital, porque si lo dejaban ahí iba a morir, y por ahí se desata la mente prejuiciosa de este hombre que internamente debate si lo lleva o no, Aunque este se hallaba en problemas tenía cierto miedo.

    En los hombres no se puede confiar mucho, somos todos unos domadores, nos pasamos los días domando al lobo que llevamos dentro, deberías leerte esta novela filosófica de Hesse, quien trata muy bien este tema.

    http://usuarios.lycos.es/jhbadbad/hesse/loboestepario.pdf

    Por eso a veces cometemos el error de creer que en la iglesia estaremos rodeados de gente buena, de que el pastor, el papa, el obispo tendrá una reputación impecable. Lamentablemente nos pasamos la vida con el puñal envainado debajo de la camisa, esperando el momento para atacar, nadie se salva, necesitamos cada día de la introspección, de tratar de ser mejor, aunque eso no quiere decir que estamos domados completamente.

    Es como mi padre siempre exclama cuando alguien le dice: “Despreocúpese, ese perro no muerde.”

    “Y esos dientes pa’ que son?”

    Saludos hermano.

  2. Jejejeje, Gacias Baakant, si, tengo una memoria muy clara, aunque no todo lo que recuerdo es bueno, voy a leer tu cuento y el libro que mencionas.

    Me parece acertada tu opinon sobre que tenemos un lobo por dentro, en tu comentario dices que a veces creemos una cosa de alguien y resulta que su reputacion esto o aquello, pero la reputacion de alguien no me preocupa, porque eso pertenece al pasado, a mi lo que me preocupa es el presente, ese puñal debajo de la camisa que mencionas, las intenciones, el verdadero hombre.

    Gracias por tu opinion, Saludos.

  3. Necesitaria horas de conversaciones contigo querido sobrino, para entender eso que sientes cuando hablas de tus creencias religiosa, pues yo aunque estoy convensida de algunas cosas todavia reuso a domarme, y mira que he buscado, he visitado todas las variantes de iglesias que te puedas imaginar, se que “eso” esta ahy, pero no logro desarrollarlo. Me fascina leer con la pasion que describes lo que sientes y de la forma que lo has hido desarollando y haciendo parte escencial de tu vida. paradojicamente estoy de acuerdo contigo en varios puntos, sobretodo en el que retratas al hombre como animal cual domable criatura en igualdad con los que no son de su especie, tienen la voluntad de domar sus asperezas y conseguir subsitir con los demas. Tambien me encanto ese parrafo final. simplemente brillante.
    Un besito corazon.

  4. Gracias tia bella, yo tambien busque muchas iglesias y diferentes reliones antes de llegar donde estoy hoy, no me gustaria que pensara que he desistido de seguir buscando a Dios, sino todo lo contrario el conecer la verdadadera naturaleza humana me ayuda a seguir intentando ser mejor cada dia, aunque dentro de la iglesia no todos tengan sus puntos debiles claros, pero hay esta el punto, superar eso y seguir firme.

    A veces cometemos el error de creernos super espirituales y terminanos siendo una farsa. por eso intnento siempre reconocer lo vil que soy o puedo ser y de hay nace la necesidad de un verdadero cambio en mi y en mi vida.

    Gracias por tus opiniones, un beso tia bella.

  5. Hola, que tal hey la verdad que me ha ayudado mucho tu pagina es muy buena y sigo viendo que aun hoy en el mundo que estamos (mayo del 2010) sigue en vigencia lo que decis… Yo nunca antes habia escuchado sobre esa fabula, me encanto, ahora en este momento que me siento sin ese espiritu me ayuda a decirle gracias al señor sapo que una vez y otra vez quiere ayudarme a salir de esto y cruzarme del otro lado, del lado del bien.
    Gracias

  6. Yo también siento asco de pastores e iglesias.Un montón de alacranes…

  7. hoy escuche en t.v el cuento del escorpion y el sapo , me dio pena…aveces nos sentimos escorpion dañando a las personas que amamos haciendo cosas incorrectas ,pero muchas veces tambien somos sapos por que confiamos en personas que nunca imaginamos que nos fallarian,mas ahora me doy cuenta que si no conocemos el amor de DIOS jamas sabremos como enfrentarnos a nuestras propias decisiones ,del las cuales nuestro Padre celestial nos da plena libertad de escoger….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: